domingo, 16 de mayo de 2010

Empezaron los quehaceres de la vida...

continuación de, Un hombre demasiado sexy.......para conocer las maravillas que un hombre como caballo salvaje con ojos nobles puede ofrecerle a una mujer...

Empezaron los quehaceres de la vida, el ir él por allí, ella por allá...cada día se hacía difícil el no olvidarse del amor, el cansancio había vencido las fuerzas...los deseos ardían dentro del cuerpo, pero los ojos se cerraban sin piedad, los besos bruscos, imperiosos despertaban en medio de la noche como tormenta en tempestad, dejábanse llevar, habían pasados noches interminables de entrega y de deseos, miles de robos a las horas de sueño a la realización de las tareas, a los quehaceres de la vida...y el cansancio se cobraba lo robado, lo cogido, y pedía a gritos dormir, descansar, cobrar lo prestado...

El amor a veces, muchas es egoísta lo quiere todo para sí, el deseo y la pasión son imperiosas, pero la vida es otra cosa...

Lo más importante sin embargo para ella, que caía exhausta cada noche entre las sábanas era buscar una forma para poder seguir en pie, dedicándose a los besos, y las necesidades imperiosas de su ardiente amor.

No había tiempo para leer libros, buscar recetas de sexo o de estrategias amorosas, sólo quedaba jugársela al todo, entregarse, ser única, persistente, fiel y leona... y con esas armas emprendía cada día la lucha de la selva...la entrada a los gritos esperados, al cabello halado, golpeado, a los besos bruscos y lacerantes, se agitaba, se agotaba, y volvía a la lucha, esperaba, absorver y beberse cada gota de su sudor, cada lágrima de sus ojos, cada suspiro de su sexo...

Y cada día, cada noche, jugaba a ser la fiera en esta entrega de amor... al final la entrega era entera, los ojos se cerraban y al amanecer, sólo quedaba buscar fuerzas para poder trabajar, sin embargo las ojeras no aparecían los ojos permanecían con el mismo brillo, y cada vez en la llegada de una separación los brazos se apresuraban a estrecharse, a besarse, a brincar y cargarse el uno al otro, a besar los ojos, el pelo, tocarse las manos, y la sonrisa nerviosa de pronto se dibujaba en los labios de ella, temblorosa, nerviosa, incrédula de tanto amor, incluso para ella desconocido...

El Mundo afuera, jusgaba, se burlaba o quería romperle el hechizo al amor tan compartido...

Sin embargo, había una batalla dura para echar, era dueña de sus armas, era dueña de sus guerras, de sus batallas, de sus espadas, era dueña de sus besos, era dueña de su sexo, era dueña de sus ansías, de su ayer, su hoy y su mañana, ni siquiera porque así había sido escrito, más bien porque incomprensible pero infinito era eso lo que se le había transmitido en esas ondas sonoras que le hablaban constantemente a su existencia, ama... entrega entera tu existencia aún sin estar...sé...vibra...da...

y eso daba, vaya, era una experta en llegar y decirle I love you, en besar sus brazos fuertes y masculinos, en dejarle miles de notas diciéndole hazme el amor, en ponerle una música sugerente, en servirle el vino en copa, y hasta el agua blanca y maravillosa, y luego haberlo hecho a su forma a pesar de sus rebeldías, le gustaba verlo servirse el agua cristalina en la copa que antes era de ella, le gustaba verlo verse ansioso de los mismos gustos y deseos de ella...


Le gustaba verlo buscarla y necesitar su respiro a la hora de ir a dormir si no, no había descando...y luego, hacer todo menos descansar, hasta no vaciar en ella sus miles de vinos, sus miles de ansías, y luego, exhausto, terminar besándola después de hacer el amor, en un beso suave y regalado de agradecimiento, tan distinto de esos, que te usan, te hacen el amor y al final se olvidan de darte un beso!

Vaya, si que era un mérito, verlo acercarse suave a decir gracias por la entrega con un beso suave y un entrelazado de dedos para decir con ellos, te quiero....

Al final, la noche caía...y al cerrar los ojos, agradecía haber existido...

Una Nota:
"Cultivo una rosa blanca"
.es donde cada día dejo gotitas de mí..

13 comentarios:

Dubby 24 dijo...

Hermosos quehaceres llenos de palabras dulces y amor.
Una maravilla, un placer leerte.
Besitos

Jayja para tí... dijo...

Hola Russia? I can't believe you are here!! Are you hispanic?

Paco Bailac dijo...

Un enorme océano de amor para ti y tu obra.

Paco

Alma Mateos Taborda dijo...

Bonito y lleno de luz y amor, bellas imágenes y un excelente contenido. Felicitaciones! Un abrazo.

Wanderley Elian Lima dijo...

Belo texto, cheio de amor e desejos.
Gostei muito.
Beijos

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Amiga, desde el sur del continente un gran beso de tu amiga
Lydia Raquel Pistagnesi

Alma Mateos Taborda dijo...

Tienes una inmensa dulzura que transmites en tus escritos. Es un lujo leerte. Me encanta tu forma de expresarte. Un abrazo.

Paco Bailac dijo...

¿donde duermes luz del alba?


Paco

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Es un placer entrar en tu casa y leerte,un abrazo.J.R.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

Con el amor ¡qué bien se comunican nuestras venas!

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras desnundan lentamente la pura y genuina belleza de este germinal blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos aproximados...

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

Una mujer cuyo nombre no puedo oir sin sentir escalofrío...

Manuel María Torres Rojas dijo...

No le busques, porque sé que es imposible encontrarle...
¡Felices fiestas con mil y una noches azules!